DBE9B9F0-8DE8-4EF1-9253-FF7AA2EEC158.jpeg

VIL AMPARO

A dónde pertenezco quién lo sabe

Si hasta mi sombra evita el encontrarme.

 

No una estela, no una esencia

No una huella en mi camino.

 

La raíz me devuelve la savia

Y a mi aliento se lo traga el mito,

Quien me busque no me encuentra,

Cual aurora en el vacío.

 

Vientre inerte de escafandra

Sal remota del mar frío.

 

No una estela, no una esencia

No una huella en mi camino.

 

Huye en vano vil amparo

O trae de vuelta con tus manos lo que robaste en mi pasado,

Huye en vano vil amparo

Y trae de vuelta mi pasado.

 

LA MUJER QUE CORRíA CON LOS LOBOS

La llaman la loba por querer escapar

Del conjuro de una Oda llamada Fragilidad

Corriendo con lobos al tiempo

Que enseña el oficio y trae el pan

De vuelta al hogar.

Sueño o realidad intentar burlar la suerte.

Nidia al despertar, animal salvaje en la noche.

 

Imagen de un barco queriendo zarpar

Para encontrarse con la niña que dejó ya tiempo atrás.

Sumida entre seda y bordados

Y tras la sombra de un árbol ingenuidad

De vuelta al hogar.

 

Sueño o realidad intentar burlar la suerte.

Nidia al despertar, animal salvaje en la noche.

¿Qué busca, qué encuentra?

¿Qué teme, qué anhela?

¿Volar? 

SAUCE LLORÓN

Funciones que se acaban con finales que esperabas

Y sin cerrar el telón

Si el ayer estuvo muerto el mañana nunca sabe

Dónde volver a empezar.

 

Y de rodillas cedió a la soledad que sintió

Preguntando a su reflejo 

En qué momento admitió que se negaba a escuchar

Que la muerte está llamándole.

Entre flores de alquitrán

Y entre cantos que aclaman su final.

 

Verde esmeralda eran los ojos

Del desengaño viéndole alas al mar.

Y el titiritero siguió pensando

Que ser humano era compartir la verdad.

 

Y de rodillas cedió a la soledad que sintió

Preguntando a su reflejo 

En qué momento admitió que se negaba a aceptar

Que la muerte está esperándonos.

 

Entre flores de alquitrán

Y entre cantos que aclaman su final.